Sin control
Sin control
Espera lo mejor, preparate para lo peor

lunes, enero 31, 2005


Soy de mala calidad. Ahora que por fin iba recuperando los músculos, se me fastidia un pie. El sábado me empezó a doler, pero así y todo fuimos de paseo con Lluís, mientras mi cuñado y mi suegra se quedaban con Jan. Pero ayer ya no podía ni poner el pie en el suelo. Me quedé en casa con el pie en alto todo el día, un poco asustada por si la cosa iba a más. Hoy por suerte, aún me duele, pero no tanto como ayer. Por si las moscas, me quedaré en casa, reposando el pie, para poder estar en plena forma lo antes posible.

Por otro lado, tanto Jan como yo estamos congestionados. Tanto, que los dos roncamos una barbaridad por la noche. Cuando el viernes pasado el pediatra exploró a Jan, no le gustó nada que tuviera las amigdalas tan grandes, y tenemos que ir al especialista a que se las mire. De paso pediré que me las mire a mi también.

Pero el problema gordo es que con mis ronquidos no dejo dormir a Lluís, y el pobre está frito. Ya van dos noches que tiene que "emigrar" a otra habitación por la noche, para poder descansar un poco. Y no me gusta nada... De verdad, que estoy hecha con materiales de mala calidad...

(0) comentarios

domingo, enero 30, 2005


Hoy hace un mes.

(0) comentarios

viernes, enero 28, 2005


Por cierto, hoy en Mares, de TV3, han presentado el caso de una chica, embarazada de 5 meses de gemelos, a la que le diagnosticaban transfusión feto-fetal (de lo que murieron los míos). La semana que viene veremos cómo va la operación (supongo que bien, sino no creo que saliera en el programa).

(0) comentarios


Estoy muerta. Tras cuatro meses en reposo, voy recuperando mi musculatura, pero días como hoy aún están por encima de mis posibilidades.

Por la mañana he ido al trabajo, a buscar unos papeles. He aprovechado para pasar por el centro comercial Gran Vía 2, a buscar unos pantalones rojos de rebajas para Jan, porque la semana que viene es carnaval y en su programa de festejos* indica que un día tiene que ir vestido enteramente de rojo. Jersey ya tenía, pero pantalones no, así que me he pateado todo el centro comercial buscando unos que fueran buenos, bonitos y baratos (he encontrado unos bonitos y baratos).

Al llegar a casa me he puesto a batallar con la sillita del coche, porque Jan ha crecido mucho y ya le quedaban cortas las correas... al final he desistido y me he puesto a buscar las instrucciones de instalación por internet. Una vez encontradas y leídas, ha sido muy fácil. Me he cocinado una sopita para comer (tengo unas anginas de la muerte) y he instalado el Agendus en la Clié que me ha dejado mi hermana.

Corriendo porque ya llegábamos tarde, he ido a buscar a Jan a la guardería, he cargado con él y el carrito en brazos para ir más rápido, los he metido en el coche, luchando hasta sudar con Jan, que no quería que le atara a la silla. He conducido hasta la consulta del pediatra, y he vuelto a luchar con Jan al sacarle de la silla del coche para atarle al carrito.

En la consulta he estado jugando con él hasta que nos ha tocado. Tras la visita (todo bien, ha crecido 2 cm. y a engordado medio kilo en tres meses), vuelta a luchar para ponerle el jersey, el anorak, la bufanda y atarlo otra vez a la silla. Al llegar al coche, lucha por atarle a la silla del coche. Y al llegar a casa, no se me ocurre otra cosa que ir a la Farmacia, y como estaba tan cansada de atarlo al carrito, he decidido llevarle andando. Craso error.

Jan odia ir de la mano, así que he tenido que ir corriendo tras él, agarrándole de la capucha, y finalmente, cargándolo en brazos cuando ha pretendido irse al parque (ya era de noche), tirarse al suelo y tocar toda la mercancía expuesta en la farmacia.

Cuando por fin hemos llegado a casa, a pesar de que he estado jugando con él, he intentado no moverme demasiado del sillón, así que me he quedado completamente "acartonada", y luego no me podía mover. Estoy vieja.

Ahora no puedo con mi alma. Por suerte Lluís le ha metido en la cama. Mañana será otro día. Espero no tener agujetas.

* El día 3, jueves tiene que ir vestido de rojo. El día 4 viernes, tiene que ir al cole disfrazado. El día siete, lunes, tiene que ir con un sombrero original. El día ocho, por suerte, los disfrazan en el cole. El día nueve sólo tiene que llevar un pañuelo grande, para despedir al carnaval.

(0) comentarios

jueves, enero 27, 2005


Estos días ha aumentado mi vida social: ayer quedé a comer con Shak y hoy a tomar un café con Pistangelina (por cierto, se nos han hecho las tantas charlando como cotorras :) ). Yo he llegado a casa por los pelos, ella me parece que no ha conseguido llegar a tiempo. (Lo siento!).

Y además hoy ha sucedido un hito histórico: he logrado ponerme unos pantalones normales! (Con Jan no lo conseguí hasta dos meses después del parto).

(0) comentarios

miércoles, enero 26, 2005


Leyendo éste post de Bruxa, me entran ganas de contaros nuestras últimas experiencias con la telefonía.

Os acordáis de la super tarjeta 3G que me compró Lluís cuando estaba en el hospital para conectarme a internet? Pues nos llegó la factura, y a pesar de que no había sobrepasado el límite de 300 megas de conexión que venía como consumo mínimo en la oferta (durante los dos primeros meses), me han cobrado 200?, en lugar de los 50? que costaba la conexión mensual (incluyendo el consumo mínimo).

Tras ir a la tienda, donde nos dieron la razón (el chaval que se miraba la factura no podía entender ni qué cosa nos estaban cobrando, estaba errónea de arriba a abajo), nos informaron de que ellos no podían hacer nada, y nos dijeron que llamáramos a atención al cliente. Allí nos dieron 72 horas de plazo para tener tiempo de estudiarse el error y ponerse en contacto con nosotros. Los tres días pasaron, y Lluís, harto ya, decidió devolver el recibo. Al cabo de tres horas, nos estaban llamando. Eso sí, para decirnos que estaba todo correcto, y que si nos habían cobrado de más "sería" porque estarían cobrando meses con antelación (atención, 3 meses por adelantado sin decirnos nada!!!), pero que a pesar de eso, el mes que viene nos volverían a cobrar, y como mucho, nos compensarían al cabo de un año. (!?!?!?)

Además de eso, en la factura pone que yo estuve usando el servicio de internet durante los días 30 y 31 de diciembre (unas 14 conexiones distintas cada día), que si recordáis fueron los días que perdí a los gemelos y el siguiente. Así que os aseguro que no me metí en internet ni ganas. Bueno pues la chica diciendo que daba igual, que "alguien" se habría metido. Yo es que me la cargaba.

La historia aún no ha terminado, así que si a alguien le interesa (que lo dudo, creo que la mitad de los españoles estamos reclamando a alguna telefonía), ya os explicaré el final.

(0) comentarios


Enlaces divertidos y cosas curiosas:

- Un blog curiosísimo, escrito por una habitante de Tokio, que pretende mostrar el Tokio que no sale en las guías. Escrito en un inglés ajaponesado, muy divertido.

- Via Gizmodo, una chaqueta que están vendiendo los de Gap. Lleva incorporados unos "gadgeto-guantes" diseño de un niño de 10 años, que ganó un concurso con ellos. El chaval ganará royalties por cada chaqueta vendida... la historia aquí.

Alguno más tenía, pero se me han olvidado.

(0) comentarios

martes, enero 25, 2005


Ayer por fin leí el capítulo sobre la procastinación de "La ingeligencia fracasada".

Lo primero que aprendí, es que procastinación no es la palabra correcta en castellano, sino procRastinación. Pero como suena tan mal, Marina prefiere la primera versión.

La verdad es que si has estado, como yo, esperando todo el libro para llegar a este capítulo, sabe a poco, pero tiene "chicha". Me quedo con esta frase: "Los postergadores suelen pensar que hacer algo va a ocupar más tiempo de lo que en realidad ocupa, que no vale la pena iniciar una cosa si no se la va a terminar de un tirón, y que poco tiempo es ningún tiempo. Manejan al tiempo al por mayor y no al menudeo, que es como de hecho lo vivimos."

Esto me trae a la cabeza dos anécdotas. Cuando mi hermana estudiaba la carrera, me contó que en su residencia vivía la chica que mejores notas sacaba de su curso. A pesar de eso, era una juerguista, salía cada día, y se apuntaba a un bombardeo. Pero eso sí, cada vez que tenía tiempo libre, ni que fueran cinco minutos, se ponía a estudiar en serio.

La segunda anécdota, no es una anécdota, sino un método que leí en uno de esos libros de organización del que os he hablado alguna vez. El método que proponía para vencer al desorden era coger un reloj de cocina, marcar sólo diez minutos, y ponerse a arreglar lo que se pudiera, en una habitación, sólo esos diez minutos (o quince, o veinte). En cuanto sonara el timbre, dejarlo. Pero repetir el método cada día.

Conclusión de todo este rollo? Como decimos aquí, "De mica en mica s'omple la pica"*. A ver si me aplico el cuento.

*Libremente, gota a gota se llena la pila (?)

(0) comentarios

lunes, enero 24, 2005


Ayer fue el cumpleaños de Lluís y Jan*. Jan ya tiene dos años, y Lluís... algunos más.

Por desgracia, el fin de semana no ha sido de los mejores. Ya el miércoles por la tarde me dió un pequeño bajón, el viernes continuó mal la cosa, y empeoró definitivamente ayer. Supongo que es normal. Sé que es normal, pero eso no alivia la pena. Son trances por los que hemos de pasar, y sólo pido que poco a poco vayan espaciándose, aunque supongo que habrán pasado muchísimos años, y aún seguiré acordándome y llorando a mis gemelos.

Eso si, el momento de soplar las velas fue genial, por un lado había un pastel con dos velas, y al ladito, un montón de velas sujetas por un poco de pastel. Jan sabe soplar, pero aún no lo hace con suficiente fuerza como para apagar dos velas, así que tuvo la inestimable ayuda de su padre. Y luego su padre sopló las suyas, con un poco de ayuda de Jan.

El regalo de Lluís sigue en suspenso, porque es un regalo "a demanda" y quiere pensárselo un poco más. Pero los de Jan fueron geniales. El mejor, un Geotrax que le regalaron entre toda la familia de Lluís. Se trata de un tren con sus vagones, sus vías, su puente, cambios de agujas, etc. Además tiene accesorios, como cargador de troncos, de rocas de la cantera etc. Es ampliable y puede combinarse con otras vías "urbanas" por las que van camiones. Es sencillamente genial. Su padre y yo disfrutamos de lo lindo montándolo. También recibió un xilofón, un libro y una pizarra magnética. Estaba encantado.

* Muchas gracias a Bruxa, Allie y Carito, que les felicitaron ayer.

(0) comentarios

viernes, enero 21, 2005


Especialmente para Nadine: no son una preciosidad? No entran ganas de aprender a afelpar las cosas? (No es tan difícil, lana, agua y jabón!).

(0) comentarios


Tengo una libretita al lado del ordenador, dónde voy apuntando todas las frases y citas que me gustan, y que voy encontrando al surfear por ahí. Lo malo es que sólo apunto las frases, no los autores ni las fuentes.

Pero vaya, todo esto viene a que hoy me encuentro en la situación que describe una de ellas: "God created company so that the house gets cleaned"* (Libremente: Dios envía a las visitas para que la casa sea limpiada).

Esta tarde viene una amiga a pasar la noche, y ahora mismo he conseguido vaciar una maleta que estaba en su habitación. Vino de la clínica, y aún estaba llena de productos de aseo, galletas y juguetes de Jan, bombones y algo de ropa. Eso si, no me pidáis demasiado. En el despachito desde dónde escribo, aún quedan dos bolsas llenas de libros y revistas por ordenar. A ver si por fin me leo el capítulo de la procastinación, y salgo adelante! ;)

* Googleando, he encontrado la fuente. Aquí.

(0) comentarios

jueves, enero 20, 2005


Hoy ha sido un día movidito. Empezando por el funeral, que me ha dejado muy tocada.

Como era la primera vez en más de cuatro meses que conducía, he aprovechado y me he acercado al trabajo, para empezar a concretar las fechas de mi vuelta, vacaciones atrasadas etc. Entre lo tocada que estaba, y que me he encontrado con varios compañeros que aún no sabían nada, y me han preguntado por mis gemelos, y he tenido que contar toda la historia varias veces, aún me he quedado más hundida.

Por la tarde he tenido que hacer de chófer de Lluís, así que en mi primer día de coche, he conducido más de doscientos kilómetros, cincuenta de ellos de noche.

He vuelto a retomar el ganchillo, después de tres semanas. Quiero seguir adelante con la mantita para Jan.

También sigo adelante con la lectura de "La inteligencia fracasada". Me está gustando mucho, y estoy a punto de empezar el capítulo sobfe los fracasos de la voluntad, que creo que son los que más me interesan... ya sabéis, la procastinación y esas cosas.

Me voy a dormir, estoy rota. A ver si hoy consigo llegar a ver a Buenafuente... estos últimos días no he llegado ni a ver empezar el programa.

(0) comentarios

miércoles, enero 19, 2005


Ayer por la noche nos enteramos de la muerte del padre de una amiga muy íntima. Por lo visto estaba en el hospital desde hacía bastante tiempo, pero ella no me había querído decir nada, porque yo estaba en el hospital también. Estoy muy triste, y no dejo de pensar en la valentía de mi amiga, que venía a verme a la clínica con cara de alegría, cuando ella debía estarlo pasando igual o peor que yo.

Es uno de estos pequeños actos de heroísmo cotidiano que no ganarán medallas, ni ocuparán portadas de periódico, pero llenan de admiración a las pocas personas que los conocemos.

(0) comentarios

martes, enero 18, 2005


Por cierto. Para los que disteis vuestra opinión sobre el futuro de las mantitas, una de ellas ha encontrado propietario (post del 17 de enero). Estoy muy contenta.

(0) comentarios


Hoy he ido a la peluquería! No os riais, porque es parte de mi proceso de normalización de mi vida. Me he cortado el pelo un poco. Ayer me sentía muy radical, pero hoy, sobre todo después de que Lluís me rogara que no me lo cortara mucho, he vuelto pedir mi corte habitual: las puntas y escalado por delante. :)

El viernes vuelvo a ir, pero esta vez para arreglarme un poco el careto. Que debo tener fatal, porque hasta la ginecóloga (a mi me atiende normalmente otro ginecólogo, pero como son dos en la consulta, a veces me ve ella) me recomendó que me hiciera algo.

También he estado investigando el tema de las au-pair. De siempre me ha hecho mucha gracia esta manera de tener a alguien de fuera que te ayude con los niños, y de paso ellos aprenden otro idioma. He estado mirando sobre todo esta web, y la verdad es que hay algunos currículums que impresionan.

Por cierto, me parece que tengo plan para el viernes, y la semana que viene también. Estoy emocionada!

(2) comentarios

lunes, enero 17, 2005


Hoy voy a irme a comprar el último libro de José Antonio Marina, "La Inteligencia Fracasada: teoría y práctica de la estupidez". Ayer salía un artículo suyo en el Magazine de La Vanguardia, era como un resumen del libro.

La cuestión es, ¿por qué personas inteligentes hacen cosas estúpidas?. El sr. Marina dividía la cuestión en tres tipos de errores o fallos de la inteligencia (que me maten ahora si me acuerdo). Y uno de ellos desembocaba en la procastinación (yo pensaba que en castellano era pereza, pero en el fondo creo que no es lo mismo).

Yo llevo un par de años sumida en la procastinación, yo, que siempre he sido un culo inquieto... Así que voy a ver si entendiendo mi problema, consigo solucinarlo.

Un post muy filosófico me ha salido hoy.

(0) comentarios

sábado, enero 15, 2005


Me acabo de enterar via Rosa Pomar, de un proyecto que aúna manualidad y solidaridad. Se trata del Tsunami Quilt. Para las que nos gustan estas cosas, es una manera genial de contribuir. Y los bloques ya cosidos son preciosos!

(0) comentarios


Jan va cojo desde el miércoles.

En teoría teníamos que darle masajes con Voltarén gel tres veces al día, y se le iría pasando solo. Pero el muchacho es tan bestia, que a pesar de ir cojo, se pasa el día andando, corriendo, trepando, y hasta dando patadas con el pie malo.

Así que como el viernes por la mañana aún andaba cojo, decidí no llevarlo al cole, y que se quedara todo el día conmigo para que descansara el pie... mala decisión. Yo aún estoy medio hecha polvo, y si os acordáis, justo el día anterior había tenído un día movidito, con retirada de las grapas incluida (por cierto, todo perfecto).

Jan me volvió loca durante todo el día, estaba imposible, y yo estaba aterrorizada por si cargándolo se me reabría la herida. Para colmo, Lluís tenía una reunión por la tarde, y no llegaría hasta las tantas... Habíamos decidido llevarlo al pediatra para que le mirara el pie, pero llegó tan tarde, que lo dejamos para más adelante. Además, si es capaz de correr, saltar etc. sin quejarse, será que no es tan grave, digo yo!

Por la noche me quedé hasta tarde viendo Valmont. Ya la había visto hace años, pero cuando aún no era fan de Colin Firth... Madre mía, pero que guapo está en esta peli!

(0) comentarios

jueves, enero 13, 2005


Que bien, tengo un día movidito.

Estoy esperando a que me llamen para ir a tomar un café con una compañera de trabajo. Por la tarde tengo ginecólogo, al que quiero consultarle un par de dudas, que ya os comentaré mañana, cuando estén solucionadas, y más tarde reunión con amiguetes, también para tomar un café. Me encanta estar tan ocupada, aunque hoy seguro que pillo la cama a las diez, totalmente rendida. :)

Ah! Y también tengo que pasar por correos. ;)

(0) comentarios

miércoles, enero 12, 2005


El lunes volví a intentar, por tercer año consecutivo, conseguir una reserva en El Bulli. Ésta es la respuesta que encontré.

Es una pena, con las ganas que tenemos Lluís y yo de comer ahí, que el sistema de reservas sea tan complicado y poco claro. A nosotros se nos están quitando las ganas. El principal motivo para ir al Bulli fue el éxito en mi primera FIV, de la que me quedé embarazada de Jan... Y Jan va a hacer dos años en quince días. En fin. Que pena.

¿Será que hay que enviar el email de reserva en el momento de tomar la duodécima uva?

(1) comentarios


Ayer quedé con mi amiga a tomar un café. Nos encontramos a las once de la mañana, y a las dos tuvimos que dejarlo corriendo, porque nos teníamos que ir las dos y aún teníamos tema de sobra para seguir hablando largo y tendido.

Con mi amiga fuimos juntas al parvulario, (vivíamos cerca) y luego volvimos a coincidir en BUP, donde nos hicimos amigas "de veras". Luego ella estudió una carrera diferente a la mía, pero hemos seguido en contacto todo este tiempo. Nuestras familias se conocen, y coincidimos en el ginecólogo y en el pediatra.

Ella pasó por una experiencia similar a la mía hace unos diez años, y no sabéis el alivio y la comprensión que experimenté pudiendo compartir mis experiencias y sentimientos con alguien que ha pasado por algo parecido, y que lo afronta de una manera parecida a la mía.

Como ahora no vive en Barcelona, no podemos vernos con mucha frecuencia (sobre todo ahora que yo aún estoy convaleciente), pero ya me muero de ganas de verla, la próxima vez que venga. :)

(0) comentarios

martes, enero 11, 2005


Buenos días!

Me parece que tendré que recurrir al truco de los viejos tiempos: anotar todos los temas que quiero tocar, porque sino se me olvidan. Espera! Me estoy acordando de que este truco empecé a utilizarlo después del nacimiento de Jan. Así pues, está comprobado: los embarazos me atontan. :)

Primer tema del que me acuerdo: tengo que morderme la lengua (en este caso, pisarme los dedos para no teclear), porque cada vez que presumo de algo, lo gafo. Ayer alardeaba de no necesitar Voltarén para dormir... esta noche, a las cinco y media, tras no haber dormido más que media hora aquí y allí, por culpa del dolor en la cicatriz, Lluís se ha plantado. Tómatela o te la hago tragar yo! Me la he tomado y he podido dormir (y él también) hasta las siete, en que se ha levantado Lluís para ir a currar y Jan para no ser menos, y hacerme currar a mi.

Segundo tema: me acabo de leer el último post de Keri Smith, y me ha encantado. La moraleja es que no hay que perder el sentido del humor en los momentos duros. Muy bonito. Ahora hay que intentar aplicarlo.

Tercer tema: por unos instantes horribles, pensaba que lo había olvidado! Pero no todas mis células cerebrales deben haber muerto, porque he conseguido acordarme.

Os quería hablar de la obsesión de Jan con los zapatos. Le ha cogido durante mi estancia en el hospital. Justo antes de ingresar, le compramos unas zapatillas muy bonitas, y él se enamoró de ellas. En cuanto le ponías el pijama, como tardaras más de medio segundo en ponerle las zapatillas, se echaba a llorar. Mientras he estado ingresada, Lluís me iba contando que su obsesión con los zapatos iba aumentando. En cuanto llega alguien a casa, le observa los zapatos, y él le muestra los suyos. Si su padre se quita las botas para echarse una siesta, y él se da cuenta, no puede soportarlo, y le busca las botas y le obliga a ponérselas. Si Lluís va con zapatillas, él se quita las botas y quiere que se le pongan las zapatillas, y a la inversa.

En el hospital, si se daba cuenta de que yo estaba en la cama sin zapatillas, las cogía y me las intentaba poner en los pies. Y en casa la cosa sigue igual.

Esto os lo cuento porque a veces ocurre alguna anécdota divertida con esta manía de los zapatos (ahora no recuerdo ninguna) y no sé si contarla aquí porque sin conocer esta obsesión de Jan, no tiene gracia.

Ya no me acuerdo de si había algún otro tema... bueno, os pongo al día de mi agenda: hoy me voy a tomar un café con una amiga, y el jueves tengo gine, me quitarán las grapas.

(0) comentarios

lunes, enero 10, 2005


Uno de los propósitos que Loobylu ha hecho para este año es aumentar su cultura cinematográfica, viendo las 100 mejores películas del siglo según Village Voice.

Como le costaba mucho encontrar las películas clásicas de la lista en los videoclub convencionales, estuvo buscando en internet y encontró un servicio de alquiler de DVD por internet, que te los manda directamente a casa. Pero claro, en Australia.

A mi me ha encantado el negocio, y me he puesto a buscar algo similar aquí, y... sorpresa sorpresa, lo he encontrado. Pagas una cuota mensual que depende del número de DVD que tengas simultáneamente en casa, se devuelven por correo, sin coste alguno (aparte de la cuota mensual, claro), y no hay límite de tiempo para devolverlos, con lo cual tampoco hay multas (pero claro, si te quedas una peli mucho tiempo, no puedes pedir otra). A mi me parece genial, te dan 15 días de prueba. Creo que vale la pena. A nosotros los dos videoclubs a los que pertenecemos nos destrozan a multas. Somos vaguetes, que le vamos a hacer.

Si a alguien le interesa, y tiene dudas sobre el funcionamiento, las FAQ están muy bien.

(0) comentarios


Este fin de semana ha sido un poco de locos. Yo medio muerta, y Jan medio malito. Cada vez que Lluís salía, Jan se despertaba, o se ponía a llorar, y a mi se me partía el corazón, así que lo he cogido más veces de lo que debería (que es ninguna), y cada vez pensando en que se me iban a saltar todos los puntos. Vaya rollo, si supierais las ganas que tengo de encontrarme bien...

Ayer TV3 casi consigue que me ponga a llorar: pasaron una promo de una nueva serie que están a punto de emitir, "Mares" (madres). Todo eran partos, bebés, niños... Y luego me remataron empalmándola con otra promo de un concurso que se llama "Gemelos". Desde luego, ayer no era mi día.

Ya hace un par de días que no me tomo ninguna medicación para el dolor, ni siguiera para ir a dormir. Estoy feliz.

(0) comentarios

sábado, enero 08, 2005


Ayer Jan empezó otra vez en la guardería. Eso nos dejaba el día libre para hacer cosas. Lluís fue a pompas fúnebres por segunda vez, son unos burócratas desalmados de narices. Le hicieron volver, a pesar de que todos los papeles estaban en regla la primera vez. Y ayer tampoco le querían admitir los certificados médicos. Que poca sensibilidad y tacto, creo que con estas cosas hay que tener mucha empatía con el "cliente", que está haciendo unas gestiones que es lo último que tiene ganas de hacer en ese momento.

El caso es que yo estaba muerta de ganas de ir al cine a ver "Los Increíbles", pero por la mañana me entró también el mono de ir a Vinçon a "mirar". Lluís, que es una especie de ogro cuando quiere, me lo prohibió, y me hizo elegir una de las dos cosas. "Sino, acabarás rendida", me dijo. Yo le odié un poco por ser como mi padre, pero luego tuve que darle la razón. :)

Renuncié a Vinçon, y por la tarde nos fuimos al cine, pasando por L'Illa (dónde por cierto, mientras he estado de baja, han hecho una de cambios increibles). Cuando llegamos al cine, yo ya estaba hecha polvo. Durante la proyección en sí, me dolía la cicatriz, estaba cansada, no sabía ni como ponerme (la peli dura dos horas!). Cuando salimos del cine, no podía con mi alma, tuve que agarrarme a Lluís como una viejecita, los escalones casi acaban conmigo. No tuve fuerzas ni para ir a buscar a Jan a la guardería, me fui directamente a casa, a tumbarme al sofá.

Eso sí: la peli ALUCINANTE! Ya sabéis que soy fan de Pixar, pero es que ME ENCANTÓ! Ya tengo ganas de que salga en DVD para agenciármela, jeje. Además es que nos reíamos cantidad de vernos reflejados en el matrimonio Parr, madre mía, que viejos somos, y que estereotipados.

Por la noche Lluís se fue a cenar con unos amigos, y yo me quedé completamente frita delante de la tele a las diez. Tengo que recuperarme de estos tres meses de reposo absoluto. Me lo estoy tomando con muchas ganas, pero quizá tengo que mentalizarme de que voy a tardar más de lo que pienso.

Por cierto, fans de Pixar, la próxima y última colaboración de Disney y Pixar es Cars, se estrena en USA este verano (supongo que para Navidades del año que viene la tendremos aquí).

(0) comentarios

viernes, enero 07, 2005


Tal como le decía a Io, llamadme Fénix: renazco de mis cenizas. :)

Primero lo primero: muchas gracias por los mensajes de pésame y ánimo del post anterior. No sabéis lo mucho que anima ver a tanta gente que se solidariza y hace el esfuerzo de escribir un mensaje compartiendo la pena y dándo ánimos. Yo sé lo que cuesta ponerse a escribir mensajes así, y los valoro muchísimo. GRACIAS.

Como tengo mucho morro, aprovecho el clima de solidaridad que creo que se ha creado con toda esta situación, para comentaros que por Roger y Guillem ya no podemos hacer nada, pero sí podemos ayudar a las víctimas del tsunami del Índico. Si todos ponemos ni que sea la calderilla que tenemos en el bolsillo, conseguiremos algo. No dejéis de colaborar por creer que ponéis demasiado poco, cualquier cantidad ayuda.

Estos próximos días, a lo mejor estoy un poco deprimente, pues quiero ir recordando todo lo que he pasado estos últimos días en el hospital, para que no se me olvide. Y quizá algún día seguir los consejos que me habéis dado algunos, y escribir un libro sobre mi experiencia... ya veremos.

De momento tengo unos cuantos proyectos en mente. El primero es organizar mi casa, que entre lo mal que estaba ya cuando ingresé en el hospital, y tres meses de mucho descontrol, la han transformado en una especie de basurero gigante. El segundo es acabar la mantita de ganchillo que empecé para Jan en el hospital. Mi duda es: ¿deshago las que hice para los gemelos y así termino antes, o hago una completamente nueva? Se admiten sugerencias. El tercero es un proyecto semi-secreto del cual no os puedo decir nada de momento. Y hay más proyectos, pero de momento mejor centrarse en estos tres... quien mucho abarca poco aprieta.

(0) comentarios

domingo, enero 02, 2005


El sueño se ha terminado.

El jueves 30, me preocupé porque no habia sentido moverse a los bebés en toda la mañana, asi que me hicieron una ecografía, donde vieron que ambos tenían el corazón parado.

Me hicieron una cesárea, y ahora me estoy recuperando. Los peques murieron debido a una sorprendente transfusión de feto a feto. Todo el mundo está alucinado, porque el día anterior estaba todo perfecto.

Saldremos adelante, pero nos costará un poco. Muchas gracias.

(0) comentarios